A pesar que hacemos investigaciones exhaustivas con cultores y/u otros contactos de los sitios a los cuales vamos a Ver y Asombrarnos, ninguno se esperaba la sorpresita que nos guardaba San Pedro (y el pobre y olvidado San Pablo) en su día…

Caos.
Absoluto que implica una tradición compartida en 5 grupos (y otros más) y que se presume no se comunican mucho entre sí, en un pueblo durante un día declarado como no laborable (en esa zona) y donde vive un carajazo  de personas, lo que denominan una “ciudad habitación”.
Caos.     

De tal magnitud que cuando inició el respectivo recorrido y salieron las cinco parrandas de la iglesia Santa Cruz de Pacairigua, nos quedamos en una esquina siguiendo a una y nos dimos cuenta que habían más fotógrafos y creyentes que parranderos..
¿Y ahora que hacemos?
En el acto decidimos tratar de registrar más de una y seguir el ritmo de la gente de Guatire y el caos de esta festividad; caótica pero a la vez, llena de fé y de creencia tanto de sus San Pedreros como de sus seguidores y muy dificil de registrar visualmente, pero siento que lo logramos y eso nos llena de satisfacción…
Como siempre gracias a nuestros participantes por la confianza y por las ganas de fotografiar nuestras manifestaciones tradicionales: Argenis, Nelson, Javier, Gian, Greyla, Verónica, Iraní, Karyna y a Mario y Ricardo, dentro del caos, el calor y el caos fue tremenda experiencia 😀
Para cerrar, escribo algo que un compañero de clases me comentó, al parecer la figura/imagen de San Pedro en tiempos remotos, fue muy utilizada en combates y para crear fisuras… ¿habrá algo de verdad en esa creencia?