Fotografiar la parranda de San Pedro fue para mí una experiencia muy difícil de cubrir, dado que implicó para mí una exigencia física considerable dada mi baja estatura y lo complicado que resulta poder capturar imágenes limpias cuando te encuentras en el torbellino de gente que implicó una comparsa. Desde el punto de vista técnico es algo complicado porque hay mucho en movimiento y poder transmitir ese cinetismo en una imagen es un reto para el fotógrafo principiante que intenta capturar la esencia del ritual religioso. Son muchos los motivos que por la velocidad del momento no se logran fotografiar de la manera en que a uno le habría gustado. Y normalmente los momentos no se repiten. A pesar de ello, la experiencia fue muy interesante y pienso que para ser la primera vez que hago este tipo de fotografía documental, me voy satisfecha con lo logrado en esta jornada, pero con una firme intención de repetirla el próximo año.

karyna

Karyna Aguilar
TT: @karynakarola
IG: @kary_photos